jueves, 28 de septiembre de 2017

The Town That Dreaded Sundown 1976 - Pueblo Chico Infierno Muy Grande

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, en esta nueva oportunidad compartiré un film de los '70, no muy reconocido o mejor dicho recordado. Se podría decir que conformo la pre holeada del Slasher que caracterizo al genero en los '80. Mas allá de cualquier connotación, es imprescindible pegarle una ojeada, principalmente por la triste y sombría historia verídica que acarreo detrás.


THE TOWN THAT DREADED SUNDOWN 1976


Cuando uno experimenta con gran ímpetu e intensidad el cine de terror, en especial las profundas navegaciones relacionadas a específicos sub-géneros provenientes del mismo, muchas veces se termina empalagando. Es como comer torta de chocolate, a la primera porción la pasas bomba, degustas cada trozo de calorías como si fuese el último que degustarías en tu vida. A la segunda porción la gozas igual, pero con menos intensidad y más pesadez. A la tercera, estas repugnado, sabes que te va a caer como el culo, pero la comes igual porque sos un ser despreciable que desea explotar, pero feliz. Lo mismo sucede con el bendito, goloso y trillado SLASHER. Cada norma es genérica, de manual, reiterada como disco rayado (asesino serial - victimas que merecen morir - lugar específico). Son como núcleos pintados con la misma acuarela, donde su margen diferencial reside en la morbosa saña en las muertes y el carisma del trastornado de turno. Y a pesar de esa cutánea continuidad intrascendente, uno aplasta el culo en el sillón y desvela minutos insignificantes de la vida, para matar neuronas con estas historias, que embriagan simplemente por el estilismo seductor de su empaque. Inmortales clásicos, personajes inolvidables, asesinatos cósmicos, la canción sigue repitiendo lo mismo y uno la canta a gusto. Y es el caso de The Town That Dreaded Sundown que logra consolidar ese vicio simbiótico que parece no tener fin en mi mundano placer. La película no solo es atrapante, sino que en su brebaje conjuga múltiples facetas que encajan a la perfección entretejiendo en su hilo narrativo, el placer que caracteriza a un film de terror. Además no se puede obviar que la misma fue parida previo al apogeo del Slasher ochentoso nostálgico que muchos recordamos, delimitando como otros tantos ejemplos, que este sub-género fue cocinado a mediados de los setenta y no en el machete de Jason como muchos creen. 


El asesino fantasma

El panorama es así: tenemos un tranquilo pueblo sureño norteamericano que de golpe es asediado por una seguidilla de brutales asesinatos ocasionados por un psicópata enmascarado. Se siembra el terror y la paranoia entre las autoridades y los lugareños, las muertes no cesan, no hay detenidos, ni culpables, es como si un fantasma sembrara el horror sin dejar rastro. Lo peor de todo esto, es que la trama esta inspirada en un hecho verídico ya que en la década del cuarenta en la localidad de Texarcana (límite entre la frontera Texas y Arkansas) un asesino en serie no identificado quitó la vida a ocho personas. El mismo fue titulado por los medios como "el asesino fantasma". Si desean saber más de este hecho recomiendo el excelente documental "Killer Legends" (2014), en el profundizan un poco más sobre este escalofriante hecho. Más allá de que la película jugo en marketing aprovechando esta brutal característica en su argumento, el film es muy correcto, en especial toda la investigación y persecución policial que se encamina en el desarrollo de su historia para atrapar a semejante engendro. Las actuaciones son más que correctas, en especial la interpretación de psicópata fantasma, ya que si bien en cada una de sus apariciones se ve al mismo enmascarado con una sábana blanca en la cabeza, su insanidad logra manifestarse generando en uno mala espina. Cabe nombrar que este asesino aguarda una particularidad, para cometer sus fechorías utiliza diversas armas, incluyendo una pistola. Que el asesino use un arma de fuego en este estilo de cintas no solo rompe con los cánones tan trillados de este sub-género, sino simboliza un soplo de aire fresco, marcando inconscientemente un eje diferencial al resto de las pares realizaciones. Las muertes no abundan en hemoglobina, pero están muy bien perpetuadas, en especial la famosa escena del trombón. El director (Charles B. Pierce) logra concretar un excelente clima aterrador, principalmente con el uso de primeros planos silenciosos y una linealidad marcada por un creciente suspenso desesperante. A todo lo anterior mencionado no se debe perder de vista como, transversalmente, el contexto espacial donde se gesta la historia, va cobrando cada vez más importancia, el simbolismo del "pequeño pueblo" de Texarcana es muy bien manipulado en pos de fomentar el caos y la paranoia entre sus habitantes ante tan oscuro panorama. El final puede presentar sus derroteros, quitando verosimilitud a una trama que se lo venía ganando, pero ese punto negativo no logra tirar por la borda otras cualidades que engloba a la cinta en su totalidad. El asesino fantasma no ha sido reconocido por lo que fue (a pesar de que en su fecha de estreno fue todo un éxito), en la actualidad se apegan más al innecesario remake que a su póstuma génesis. Por estos motivos, intente desempolvar a esta longeva producción, que logro parir con un escaso presupuesto, un film que se tomó en serio en cada uno de sus fotogramas, intentando en bastas ocasiones, gestar en el espectador la principal intencionalidad que orgullosamente caracteriza al cine de terror en su trayectoria: provocar la incomodad atemorizante en quien lo visione. Recomiendo este film aquellos consumidores del género Slasher, principalmente aquellos que estén preparados para experimentar con una historia diferente, la cual deseo encuadrar algo diverso en un plano demasiado limitado. Si lo logra o no, eso queda a consideración de ustedes. The Town That Dreaded Sundown, aquí donde los asesinos son escalamitosamente reales, SantaSangre14.

TRAILER

--- DATOS TÉCNICOS ---
Formato: Mp4
Tamaño: 255 Mb
Audio: Ingles con sub. en español

--- LINK ---


--- Contraseña ---
andalaosa

Por ahora...
@andalaosa11

martes, 19 de septiembre de 2017

Anthropophagous 1980 - Lo Inverosímil Es Una Cualidad

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, ha pasado un tiempo desde el último aporte que construí para este blog. Como verán las responsabilidades características en todo ser mundano se han topado en mi camino y, en cierto sentido, me han desbordado. Pero como esas cuestiones importan menos que la mierda, vuelvo en un parpadeo con una nueva cerdada.

ANTHROPOPHAGOUS 1980

A veces la sutileza es un don y como todo don, conlleva una gran responsabilidad al momento de su uso. En mi caso el adjetivo "sutil" es tan inexistente y aislado, como la capacidad de dirigir en Michael Bay. Entonces, una vez advertidos los queridos lectores y lectoras, acá vengo: apreciar un film de Joe D'Amato es como mezclar en un mismo vaso vodka, ron y meo de un orangután en celo y beberlo un domingo a la tarde con una bruta resaca. Es un brebaje molotov de mal gusto, es una anomalía existencial que solo el maravilloso cine de explotación italiano supo regalar en lo largo de su trayectoria. D'Amato osó hacer porno, gore, explotación, nunsploitation, zombies, cine caníbal con más porno. Fue un atrevido en su máximo esplendor y en la actualidad, es reconocido por sus aberrantes producciones e historias descaradas. No se si amarlo u odiarlo, pero la cuestión el que el flaco supo mantenerse, sus realizaciones sobrevivieron al pasar de los años y en la actualidad se lo sigue mencionando, hecho del cual no se si es positivo o negativo. Más allá de toda esta ensalada subjetiva, lo interesante es poder apreciar el vomito fílmico que comparto en esta entrada, sosteniendo con mucho recelo, que Anthropophagous es su mejor trabajo, el mas notorio y destacado en su densa y extensa filmografía. La historia si bien es más plana que el raciocinio de una ameba, lo llamativo puede detonarse en ciertos planos y secuencias impresionables que deambulan ante nuestras retinas. Esta cinta se ha ganado la fama de extrema y gráfica, no en vano formo parte de la infame lista de "videos nasties" de Reino Unido. Si bien esos dotes truculentos conforman un aura macabro, actualmente pueden pecar de exagerados. De todos modos, si puntualizamos en el contexto temporal en que la producción fue lanzada, es meritorio resaltar su lógica violenta en sentido desproporcional  a comparación de otros trabajos contemporáneos en su momento de estreno. Hilando más fino, los experimentados en este estilo de cine, sabrán que los tanos siempre se destacaron por su múltiples dosis de hemoglobina y tripas al momento de fecundar sus películas, pero podría decirse, en defensa de este director, que este trabajo puntual resalta ante sus pares (sin sobrepasar a Fulci, por supuesto) gracias a particulares condimentos que la hacen especial, meritoria en la historia del cine "ultra violento".


Se sobrevive como se de lugar

La cosa viene hacer más o menos así: un grupo de turistas terminan en una isla desierta donde un psicópata asesinó a todos sus habitantes y los devoró porque tenía mucha hambre ¿A que no adivinan quienes son las nuevas víctimas?. D'Amato no se rebanó su masa encefálica en plasmar un nuevo haz de luz original y fresco al momento de aplastar el culo en un sillón y contruír el argumento de esta bazofia. Es por estos excéntricos motivos, a todos aquellxs que quieran situar en punto muerto su cerebro, ver esta película con ninguna expectativa emocional, mucho menos esperando poder hurgar algún motivo estructurante o pensante. Este film es tangible por ser visceral, crudo y en un leve sentido mórbido; no por su espléndido guión o sustentabilidad vanguardista. En si, defiendo Anthropophagous, la misma, en esencia, esquematiza de forma sencilla la premisa que cualquier largometraje gore debe guardar en su armazón: la puntualidad, el acento a planos extremos, grotescos y repulsivos. Si bien los asesinatos son destacados y el villano de turno es interpretado por el actor y co-guionista de la cinta George Eastman (al que podemos ver en Absurd -1981-). A decir verdad, esta mole de casi 2 metros es bastante desagradable, ganándose por varios cuerpos, la notoriedad entre todos los personajes que desfilan en la historia. Hay determinadas y destacadas escenas que por su alto grado de bizarres, finalizan siendo el pilar más sobresaliente frente a tanto cúmulo de caca, y no casualidad que en todas ellas, Eastman sea el protagonista. Podemos encontrar actrices que nos resulten familiares, por citar algunas: Tisa Farrow (Zombie -1979-) y Zora Kerova (Cannibal Ferox, The New York Reaper -1981-). En lo personal, ninguna de ellas a logrado deslumbrarme con sus papeles, muchísimo menos han alcanzado algún nivel de empatia en mí, me daba lo mismo si morían o vivían. Eso si, mención especial a la atmósfera desolada que alcanza el largometraje en cuanto ambientación y escenografía, en verdad te fumas en pipa todo ese clima opresivo que gira alrededor de los personajes, al momento de lidiar con el vacío que caracteriza la isla a la que arriban. El que deseo ver gore retorcido, destripamientos, abortos forzados, apuñaladas, desmembramientos, despellejamientos, cabezas reventadas y un sin fin de litros en sangre, esta es la oportunidad. Para cualquier visionario "amateur" al género extremo, esta historia es básica y fundante, en especial si se desea explorar por los recónditos y oscuros recovecos del terror más guarro, cutre y serie B de antaño. No queda mucho más por agregar, en lo personal, pese a todo lo mencionado, me quede con ganas de más, el morbo a veces me juega en contra, espero que a ustedes no les pase lo mismo. Anthropophagous, aquí donde los nombres estrafalarios van acordes a las circunstancias, SantaSangre14.

TRAILER
--- SI PUEDEN EVITEN EL TRAILER, CONTIENE INVOLUNTARIOS SPOILER ---
    
--- DATOS TÉCNICOS ---
Formato: Mp4
Tamaño: 320 Mb
Audio: Ingles con sub. en español

--- Link ---


--- Contraseña ---
andalaosa

Por ahora...
@andalaosa11

lunes, 28 de agosto de 2017

The Crazies 1973 - Loco Vos, Loco Yo

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, en esta nueva e innecesaria oportunidad seguimos homenajeando a George A. Romero con un film de culto, el cual es necesario tener en cuenta si se desea analizar el caos social desde una vertiente diferencial. Acá no hay zombies ni monstruos clásicos, simplemente la insanidad humana en su máxima expresión.


THE CRAZIES 1973

The Crazies, o sea "Los Locos" no es una película que brille por su solvencia estética, ni por interpretaciones sublimes, ni siquiera por su calidad o técnica cinematográfica (en este punto es interesante reconocer que el presupuesto que se manipuló para concretar el largometraje fue escaso). The Crazies, actualmente considerada "de culto", es una excelente película gracias a la coherencia y verosimilitud narrativa que aguarda en sí. Hace no mucho leí en un artículo de opinión, que fundamentaba que este film se caracterizaba por no presentar el esquema clásico de "villanos vs buenos" y a decir verdad, no puede estar más en lo correcto. Acá no hay victimas ni victimarios, sino la estupidez humana es presentada con tanta firmeza, que uno pierde el horizonte en cuanto a la catalogación de sus personajes. Romero jugó muy bien todas las pequeñas barajas que fue sacando bajo la manga. En especial la desfiguración de las improntas clasistas en base a poder echar la culpa a alguien o algo por diversos cometidos, cuando en verdad estos van intrínsecamente ligados al comportamiento humano en su estado más puro y natural. Ahora bien, corriéndonos de tanto parafraseo, considero interesante moldear un poco más el cometido que intento plasmar. Cierren los ojos e imaginen que viven en un pueblo rural en donde por causantes desconocidos (desde su perspectiva) acontece un fenómeno caótico donde sus habitantes van enloqueciendo súbitamente. A esto hay que sumarle la intervención del ejército, el cual no solo no calma o contiene las aguas, sino que acarrea hacia las mismas innumerables "tsunamis" violentos, desorganizados; los cuales alimentan el fin más que el comienzo. Es una premisa fantasiosa, pero eso no la determina como utópica. Soy de las fieles convencidas que cualquier factor inherente al humano en demasía (la locura en este caso) puede acarrear la destrucción del mismo como especie. Si bien Romero no lo plantea de manera general o universal (ya que se acota a un pueblo rural de las afueras de EE.UU) eso no quita la dinámica o el factor que produzcan dicho suceso como desastre en nuestro plano existencial. Acá no hay gore a mansalva, ni "cuco" de turno. Es una triste y morbosa posibilidad explotada en su máximo intento.


La locura como equilibrio natural

No quiero saturar con la descripción argumental de la cinta pero cito algunas frases que expliciten de manera breve de que carajo trata la misma: En un pueblo rural estadounidense sucede un fenómeno demencial donde sus habitantes comienzan a volverse locos y mutilarse entre sí. El ejercito decide intervenir sitiando dicho lugar para contener este virus biológico tan peligroso. Y he aquí el eje de la cuestión, lo cual inmortaliza a Romero como uno de los directores del género más crítico e inteligente en cuanto sustanciabilidad en los argumentos de sus filmes: Lo peor no es el virus sino el humano en sí. En Martín (1977) y su trilogía de "Muertos Vivientes" que ya he reseñado en este blog, plantea los mismos parámetros donde el monstruo no es la abominación "sobrenatural" amenazante, sino el accionar del ser humano ante el desequilibrio que se le presenta. En The Crazies sucede lo mismo, el mal no es el virus, sino la estupidez y desesperación humana que conlleva a su vez, consecuencias que derivan a que todos los parametros se hundan cada vez más, en un torbellino incontenible de mierda. Debe ser quizás, porque la locura que somete a los personajes presentados, se "despierta" como condición apegada en cada uno de ellos, ya que todos en menor o mayor medida, la llevan intrínsecamente en su naturaleza. Solo faltó un empujón para que la misma se manifieste de forma extrema y avanzada (ese empujón se simboliza en el virus). Esto queda reflejado tanto desde el lado del ejército como de los pobladores sobrevivientes, gestionando situaciones desesperadas que conllevaron a un número incontrolable de situaciones que podrían haberse -como no- evitado. El ejercito, es quizás, el más provocador del "caos", ya que en lugar de contener y salvar, termina siendo más letal y violento que la peste en sí. Este punto no genera una ilógica narración, por el contrario, le agrega un determinante realismo, el cual no podría ser más humanista. La película a pesar de su duración nada desdeñable (dura más de hora y media) se pasa volando y trasmuta de tal forma que los "enfermos" afectados por el virus parecen más cuerdos que todos aquellos involucrados "no afectados", y en este tramo cronológico, también entraría en juego el gobierno, el cual es el primero en entramar un sin fin de macabras decisiones. Para ir finalizando les advierto obviar el infumable remake acontecido en el 2010. Si quieren apreciar la historia en su estado natural, este film es de visionado obligatorio. Recuerden, como dijo la hermosa Jessica Lange en un episodio de American Horror Story: "Todos los monstruos son humanos", he aquí la prueba más fehaciente. The Crazies otra excusa más para inmortalizar al gran George A. Romero, aquí, donde la locura es inherente en uno, SantaSangre14.

---------------------------------------------------------------------------------


PD: EL PASADO 26 DE AGOSTO FALLECIÓ TOBE HOOPER, ICONO DEL CINE DEL TERROR EL CUAL ESTE BLOG HA RECONOCIDO EN VARIAS ENTRADAS. HORRIBLE Y CALAMITOSA NOTICIA. EN LA BREVEDAD SE DARÁ SU MERECIDO HOMENAJE. ESPERO QUE SEA EL ÚLTIMO EN ESTE BLOG. TOBE HOOPER POR SIEMPRE. 

---------------------------------------------------------------------------------

TRAILER


--- Datos Técnicos ---
Formato: Mp4
Tamaño: 540 Mb
Audio: Ingles con sub. en español

--- Link ---


--- Contraseña ---
andalaosa

Por ahora...
@andalaosa11

jueves, 17 de agosto de 2017

Creepshow 1982 - Dios Existe Y Se Llama TERROR

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, en esta nueva oportunidad seguiré con mi pequeño homenaje a Romero desenmascarando un poco más, su otra filmografía. Aquella relacionada a otros horrores mundanos que se despegan un poco de la putrefacta carne de los zombies o muertos vivientes. Clásico indiscutido de todos los tiempos y no me refiero a Night of the Living Dead, no señorxs, para nada...


CREEPSHOW 1982


El cine de terror permite acceder a maravillas inimaginables, como por ejemplo que Stephen King y George A. Romero se junten, como dos buenos amigos que eran, a experimentar con una cinta del género que se presente ambiguamente entre la nostalgia y terror más puro. Lo de nostálgico no lo digo por mi, en los '50 ni siquiera existía el esperma de mi padre, por lo cual no he tenido acceso a los cómics E.C en que se inspiraron para hacer las historias presentadas. Contexto: en la década del '50 en EE.UU se lanzaron una seguidilla de historietas pertenecientes a E.C con temática al terror y otros horrores, las cuales, obviamente a la brevedad fueron censuradas y atacadas por diversos organismos del senado. King y Romero como un haz de luz, tuvieron la necesidad de plasmar ese goce infantil degustado en aquellas historietas a través de este largometraje antológico, que relata 5 diversas historias conectadas y realizadas desde más bizarro humor negro, venganzas del más allá, adulterios, psicopatías, monstruos y mucha mala leche. El resultado fue un brebaje molotov de la San Puta y si por momentos, ciertas secuencias parezcan naif a comparación de las cintas antológicas actuales, recuerden que fue Creepshow la atrevida en patear el tablero en base a la estética de fusionar el enganche de cada una de las historias como si fuese un pase de página del mismo cómic en sí. Volviendo a lo que importa, Creepshow es un puto clásico, cada una de sus historias un deleite y si no me creen lean las siguientes reseñas:

Billy, el rebelde.
El Niño: Cito al niño, no porque sea un corto en si, sino se manifiesta como la conexión de todas las historias que desfilan en esta película. Un padre castrador, interpretado por el magnifico Tom Atkins (el policía demente de The Night of the Creeps) castiga a su hijo Billy, por leer el comic Creepshow. Arroja el cómic a la basura y amenaza con golpearlo la próxima vez que lo encuentre leyendo. En plena noche cuando Billy maldice a su padre, un espectro fantasmal lo visita apareciendo fuera de la ventana de su cuarto, con el cómic que fue arrojado a la basura en mano. El niño entusiasmado lo lee, los mismos relatos gráficos del cómic coinciden con los cortos que se develan a lo largo de la cinta. 

Día del Padre
Father's Day: Historia de venganza y asesinatos relacionados a la más alta burguesía. En el día del padre, el multimillonario Nathan Grantham es asesinado por su hija Bedelia, una infeliz psicópata que deseaba concretar asuntos pendientes. Años posteriores, todos los días del padre, Bedelia visita la casa de su progenitor junto con sus familiares,simulando una especie de sarcástico ritual. En una de esas visitas, descubrirá que papá la estaba esperando con bombos y platillos. Si bien la considero como la historia más floja de todas, el final es genial, ya que todos al fin y al cabo son villanos. Contamos con un joven y no pelado Ed Harris en un papel lastimoso y secundario.

Stephen King como el añorable Jordy Verrill
The Lonesome Death of Jordy Verrill: Si bien es la historia más pintoresca, graciosa, satírica e infantil, en lo personal, es la trama que más angustia me ha provocado. Interpretada por el gran, único y eternamente amado Stephen King, el mismo si bien no sobresale con sus cualidades actorales (King es sublime en otros aspectos artísticos) la trama que encierra a Jordy Verrill, es triste como su desenlace. Tenemos a un campesino algo bastante lento, al cual de golpe, en su granja, le cae un meteorito del cielo. Este cree que vendiendo el nuevo hallazgo podrá conseguir dinero para su hipoteca. Desesperado, creyendo de que se va a estropear, decide arrojarle agua para que no siga largando humo, partiendo la materia cósmica a la mitad. Esta desde su interior emana un líquido fluorescente que Jordy, tonto a más no poder, toca. De ahí en más se desata un hecatombe desproporcional donde la vida de este campero se verá ensombrecida y en cierto punto, vegetativa. El proceso de mutación del personaje es excelente (amén los FXs de Savini), las caras ridículas y desaforadas de King un deleite, el final, insisto, angustioso. Guarda con esta historia, su argumento es mucho más de lo que parece. Basada en un cuento original del mismo Stephen King.

Leslie Nielsen en Something To Tied You Over
Something To Tied You Over: Quizás, los experimentados como quien les escribe, de la mítica e inigualable Tales From The Crypt, asocien este cuento con alguno de sus capítulos. Leslie Nielsen interpretando a un marido despechado, mafioso y psicópata se pasa. Su saña y enrosque para hacer sufrir a sus victimas tiene tanta simplicidad y desfachatez, que uno termina teniéndole cariño a su personaje. Tenemos a Richard decido a vengar la infidelidad de su esposa. Para eso secuestra a Harry (interpretado por el carismático Ted Danson) el amante de su mujer. De ahí en más concreta una de las venganzas más sórdidas que he visto, donde la playa, la arena y el mar serán sus principales protagonistas. Lo mejor que la historia cuando uno cree que termina, recién empieza.

La Caja
The Crate: La historia, tal vez, más famosa de la película. No voy a dar mucho alpiste sobre la trama, espero que cada uno de los que accedan a la misma se lleven la sorpresa, lo único que voy a plantear es: la criatura en cuestión es adorable como patológica, Adrienne Barbeu haciendo de esposa insufrible y borracha se pasa (en verdad deseas lo peor para el personaje -apiadandote del marido-) algunas tomas, en especial determinados planos son espectaculares, tanto como la iluminación y los efectos agregados, generan un tinte caricaturesco más que acertado. Por último, es uno de los cortos donde su historia, sea argumental como sustancialmente, es la mejor elaborada. Sin presentar baches así como regalando hermosas dosis del más cutre gore, The Crate representa a la perfección, el cuento de Stephen King por el cual se inspiró.

Empresario psicópata, cucarachas acosadoras.
They're Creeping Up On You: Los que aborrezcan las cucarachas, es mejor que evadan esta historia. La trama se basa en que un empresario loco, enfermo contra las bacterias, es acosado por su fobia más latente. ¡Morbo del bueno gente! Mención especial a la secuencia donde se visiona que la ciudad, esta siendo tomada paulatinamente por este terror desconocido desde la perspectiva de la ventana del edificio donde habita el personaje principal. Un final acorde a las circunstancias.

Creepshow, sin más. Hubo dos secuelas, la primera en lo personal me gusto demasiado (Creepshow 2 1987). En esta ocasión, también encontramos a King y Romero de la mano, pero solo se encargan del guión. La tercer entrega no la vi, no solo no aparecen los encargados de Creepshow original sino que tiene pinta de ser de esas mierdas que te hacen perder el tiempo. Dicen que la película Tales From The Dark Side (1990) es el cierre real que este dúo deseo darle a su proyecto, pero encubierto bajo otro título. En fin, la cinta que se comparte en esta entrada no es seria y lo mejor de todo es que nunca intenta serlo. Romero con gran solvencia y efectismo concreta en cada plano encuadres que imitan viñetas de aquellos longevos cómics, utilizando colores chillones y carteles típicos de los mismos. Es un viaje divertido, que descoloca a mas de uno por su intencionalidad tan bien lograda. Una obra de arte que no se ha podido emular, por más que lo intenten. Creepshow aquí, donde el terror toma múltiples formas, entre ellas una inolvidable historieta, SantaSangre14.

TRAILER


--- Datos Técnicos ---
Formato: Mp4
Tamaño: 960 Mb
Audio: Ingles con sub. en español

--- Link ---



--- Contraseña ---
andalaosa 

Por ahora...
@andalaosa11 

lunes, 14 de agosto de 2017

Martin 1977 - Un Vampiro Acomplejado

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, en esta nueva oportunidad compartiré un film muy especial, debido a un motivo fundamental. El pasado 16 de julio, fallecía un pilar fundamental en la historia del cine de terror: George A. Romero, el padre indiscutido de los zombies tal como son mundialmente conocidos.


En lo personal, su pérdida fue muy dolorosa, simbolizó un gran vacío en mi. Si bien Romero, hacia varios años que no dirigía nada, era un ser el cual me despertaba cariño, respeto y admiración. Visionario como pocos, atrevido inimaginable, Romero se despidió conformando e incrementando una lista angustiosa de observar relacionada a directores iconos del género, que le dieron sentido al mismo pero que n están más entre nosotros. Desde SantaSangre le decimos un breve adiós y un pronto hasta luego, recordemos que del polvo venimos y al polvo volveremos. Gracias Romero por tanto, por siempre, hasta el fin de los tiempos o hasta el tan añorado caos de muertos vivientes, que tantas maravillosas fantasías ha concretado en nuestro imaginario.

MARTIN 1977

Romero fue un director de cine muy inteligente, más de lo que muchos creen. Sus trabajos mas elaborados, fervientes y complejos atraen de por si, como una inherente perversión, un mensaje cargado de crítica social, bajadas de lineas intencionales y una huella, subjetiva y personalista. Cuando se ve un largometraje cocinado por Romero, transpira por cada uno de sus fotogramas un aroma rancio, especial y característico: el perfume innato de un gran director. Es común toparse con un errático fanatismo apegado a este hombre, creyendo que su historia filmográfica se relaciona de esquive directo a los zombies o muertos vivientes. Nada más fatídico que esto. Romero experimento con otras vertientes del hijo bastardo del 7mo arte, concretando historias atrapantes, sorprendentes y -por sobre todas las cosas- frescas, originales: Creepshow (1982), The Crazies (1973), The Season of the Witch (1973), Monkey Shines (1988) y quien nos compete en esta entrada, Martin (1977). Si bien todas las películas nombradas serán expuestas en este blog, la idea es patear el tablero con la que más a llamado mi atención. El mundo de "vampiros en el cine" me fascina, soy ferviente animadora y consumidora de este sub-género (obviando mierdas ultra-dimensionales comerciales contemporáneas que se encargan de destruirlo, como Crepúsculo o Academia de Vampiros). Imaginen mi estado catatónico cuando me tope con este título, el cual atiende el vampirismo desde una perspectiva innovadora, particular, ya que en múltiples momentos uno se cuestiona si la condición del protagonista es una esquizofrenia o en verdad su naturaleza. Martin no deambula por las oscuras tinieblas de la sangre, las tripas y la tortura. Martin es una propuesta refinada y decadente, en base a un protagonista depresivo y repugnado por su accionar cotidiano vinculados a los desvarios complejos de la vida moderna. Romero en su guión, además de revolear granadas ácidas atentando contra los fanatismos y conservadurismos religiosos, expone a los mismos como detonantes y/o relevantes al momento de turbar la mente de un ser humano en condición vulnerable. Pero más allá de todo el parafraseo poético que uno quiera darle, Martin se ríe de los estereotipos pautados por los vampiros clásicos hasta esa época, dibujando un paisaje sórdido y decadente en manos de una criatura enferma, frustrada sexualmente, que se aburre de ese plano vivencial, recordando su inmortalidad con pesadez. Toda la argumentación narrativa reposa en la mirada de Martin, sus pensamientos, necesidades e inquietudes. Este ser oscuro menea su insanidad entre lo lastimoso y maldad "villanesca". Personajes entrañables si los hay.




Para cada profesión existe un don


La trama es sencilla, como la tabla del 2: Un hombre trastornado llamado Martin, comete varios asesinatos, cortando y mutilando mujeres, para posteriormente beber con gratitud su sangre. Lo particular de este ritual, no es que solo lo comete en completa desnudez, sino que confirma su naturaleza a priori, ser un vampiro. Romero para personificar a nuestro señor "asesino serial" fusiona diversos objetos comunes de este mundillo: las cruces y el ajo, así como el rechazo a la plata. Martin si bien repudia esas amenazas se refleja a la perfección en el espejo, no hipnotiza (todo lo contrario) y no se puede transformar en ninguna criatura de la noche. Es más por momentos, en complicidad con el espectador, nos hace creer que el sol lo daña y con total necesidad confirma que para sobrevivir, necesita beber sangre. Pero Martin no tiene colmillos y he aquí lo mas interesante, no solo para cazar a sus victimas debe inyectarle a la fuerza un tranquilizante sino, que a además de este terrible laburo, no tiene colmillos eróticos para morderlas. Entonces resuelve la ecuación cortando sus muñecas con filosas hojas de afeitar, para posteriormente beber y gozar. La condición de vida de Martin es fatídica y el personaje lo entreve en sus constantes llamadas telefónicas a una radio local para contar desde un anonimato descuidado su insufrible y trágica vida. En este aspecto el director acentúa el pasado del personaje creando varios "flashback" que nos retroceden al siglo XIX donde Martin era un ser perseguido y deseado de ser linchado por campesinos de la zona. Estas escenas además de ser delirantes contraen en sí un tinte fantástico, donde el espectador se traspolará al cine de terror clásico de la década del '20 y '30. Eso si, este película por momentos puede resultar chiclosa, cansina. Es como si uno comiera uva, es rica, arrancas con todas las ganas, pero si el racimo es grande, por momentos te aburrís en la masticada. En Martin pasa lo mismo, es arraigada, atrapante y novedosa, pero al final su condición, el personaje densamente arruinado por sus múltiples crisis existenciales, debelan no solo cierto tinte predecible en su desenlace sino el deseo de que el mismo llegue con rapidez. Acá no se cuestiona como actúa Martin sino, que es Martin en definitiva ¿Un ser humano con trastornos mentales propiciados por su truculento entorno o un vampiro ancestral deprimente, romántico y gris? Ambigüedades y ambivalencias que pondrán en jaque al espectador en un constante espiral de demencia. Como dato innecesario, los mas dichos, apreciaran un hermoso cameo de Romero interpretando a un conservador y fatídico sacerdote. Sin más, la lista es larga, las ganas muchas y el homenaje ante todo. Romero traspasó cualquier límite imaginario, su reconocimiento no es sobre-valorado, sino mal valorado, ya que no fue simplemente carne, muertos y canibalismo. Su paranoia social exponía en relieve otras grandilocuencias que en este espacio se recobrarán con gran ímpetu. Martin, aquí, donde los vampiros se disfrazan de vampiros, SantaSangre14.


TRAILER
 
--- DATOS TÉCNICOS ---
Formato: Avi
Tamaño: 720 Mb
Audio: Ingles con sub. en español

--- LINK ---



--- Contraseña ---
andalaosa

Por ahora...
@andalaosa11