lunes, 15 de agosto de 2016

Alligator 1980 - ¿Tornados Con Tiburones? Na, Cocodrilos En Las Cloacas

Buenas noches consumidores de basuras infrahumanas, en esta nueva oportunidad compartiremos un film parido en pleno auge del conocido "Eco - Terror", tópico cinematográfico que gira en torno animales salvajes mutados por diversas circunstancias (en su mayoría causadas por la mano del hombre). De tiburones, a pirañas, orcas, hormigas, arañas, cocodrilos, gusanos, babosas y un sin fin de animales, han sufrido a lo largo del cine metamorfosis que han hecho de ellos monstruos gigantes sedientos de venganza hacia el hombre y toda su corrupta representación. He aquí una de sus inolvidables joyas, enmarca en un hermoso cuadro Serie B...


ALLIGATOR 1980

Cuando Tiburón (no me pregunten el año, no tengo ganas de buscar) se estreno a fines de los '70 fue tal el estallido y éxito comercial de la cinta, que los productores comenzaron a pre-calentar los bolsillos. No era para menos, no solo el terror encontraba su hueco en el cine comercial, sino que el reciclaje de un antiguo sub-género tomaba color en forma de billetes (recordemos que en la década del '50 los animales mutados monstruosamente ya eran común de ver). El mismo fue denominado Eco-Terror, el cual fusionaba diversos aspectos ecológicos del mundo animal con el terror y la perversidad humana. Tales títulos susurran en mi cabeza como Orca, The Killer Wale, o Piranha...En fin, el punto es que por aquellos tiempos, según los registros, era común toparse en los cines largometrajes explotando esta temática. El caso de Alligator no es la excepción, y si bien su guión es de manual en cuanto al tópico se trate, su desenvolvimiento es correcto, entretenido, haciendo que su duración pase de un tirón. Pero ojo!!! Alligator no entra en el interminable listado de películas tituladas "como se ven, se olvidan", ya que gracias a los diversos toques propiciados por su director, le suman al film nudos positivos que nublan quizá, el argumento predecible que reposa en su historia. En el guion encontramos a John Syles, experimentado ya en esto de "animales gigantes que comen gente". El mismo fue responsable de escribir Piranha y The Howling. Los deseos del guionista fueron ejecutados en una muy buena dirección, responsable de cumplir dicho rol lo encarno Lewis Teagle, el cual comprendió que si bien la formula en el guión era sencilla, su narración debía contar con cierto carisma si deseaba sobresalir ante otras predecesoras producciones (este buen hombre también dirigió Cujo, que si bien no es excelente, safa bastante). Entonces detrás de las cámaras tenemos a dos hombres experimentados en el cine Serie B que si bien no se toman la película muy enserio, comprenden que dicha función de la misma es entretener dentro de parámetros novedosos. Para convertir en realidad esa pretención, seleccionaron un muy buen elenco actoral, a decir verdad bastante correcto. Recordemos que en este estilo de cintas las actuaciones son más feas que agarrarse los dedos contra la puerta, pero en este caso (lo cito como uno de esos condimentos extras positivos del film) los actores desenvuelven muy bien sus personajes, a pesar de las limitaciones estereotipadas de los mismos. Tenemos desde el héroe renegado, hasta el alcalde corrupto, los científicos desalmados, el cazador furtivo y la médica especialista que se enamora del héroe. Todos -repito- en actuaciones correctas y simpáticas. Los FXs, o sea, la secuencia técnica, es media mierdona. Hay planos del monstruo de turno que son muy buenos, otros que dan risa, pero todo se equilibra con un justo desfile de muertes violentas, merecidas y bien cutres.


CONSEJO DEL DÍA: No arrojes un cocodrilo bebe por el inodoro

Por lo visto la idea de arrojar un cocodrilo bebe por el inodoro, que crezca en las cloacas, se vuelva grande y feo, terminando por devorarte a vos y toda tu familia, es una común leyenda urbana. Se ve que adoptaron esa estupidez y la llevaron a la pantalla, porque con la frase que comienzo este párrafo, simboliza el resumen temático del film. Una familia se va a vacacionar a Florida, compran un bebe cocodrilo y vuelven a su hogar en Chicago. Este bebe cocodrilo es más bueno que el pan, pero el forro patriarca de la familia desea arrojarlo por el inodoro. El pobre bichito sobrevive en las cloacas, alimentándose en su mayoría de perros callejeros arrojados por una compañía farmacéutica perversa y maléfica que experimenta fallidamente con canes. Estos pobres caninos servirán de cena al cocodrilo huérfano. El problema reside en que todos los químicos hormonales que sufrieron los perros en las experimentaciones, son consumidos por el reptil, que además de ser inmune al mismo, lo muta más y más hasta convertirlo en UN SUPER COCODRILO GIGANTE MUTANTE QUE VIVE EN LAS CLOACAS!!!! Toma ya!
Pero aguarden este desconche bíblico no finaliza en esta premisa, no señor@s. El cocodrilo, como es de esperarse, tiene más y más hambre, pordioseros y vagabundos ya no llenan su barriga, necesita más carne. Por motivos alimenticios, sale de las profundidades al mundo exterior, cayendo justo en el barrio más bajo y pobre de la ciudad. Es ahí cuando empieza el despelote, la gente totalmente desprovista de aviso por parte de las autoridades - los cuales si eran conscientes de la existencia de la bestia - deberán enfrentarse no solo a las pésimas decisiones de un alcalde corrupto, sino a un cocodrilo mutante gigante de mal carácter. Por si no se dieron cuenta he sido bastante sarcástica con su reseña, no porque la película sea una mierda "in situ", sino porque su historia engloba el sarcasmo en si. Muy bueno los juegos sociales que se entrecruzan todo el tiempo en el film: los más débiles como los más afectados y el desinterés del hecho por los poderosos a causa de cuestiones en pérdidas económicas. La ignorancia policial y la toma de decisiones estúpidas son puestas a prueba todo el tiempo en el film, sumado a comentarios irónicos con leves escenas de humor negro. Cuando el cocodrilo aparece en pantalla, sobre todo en aquella mítica escena que resurge de la boca de una alcantarilla son espectaculares, sumado a leves toques Gore que le dan un condimento picante a la historia; junto a un final que cierra de manera delirante y logrado. Esta decir que su presupuesto sorprendentemente no fue limitado y escaso (salio más de 1 millón, esa cifra no es para nada desdeñable dentro de la Serie B) siendo utilizado con inteligencia, ya que veremos al "coco" más en primer plano que en encuadres completos, que por cierto los mismos no son tan malos. Recaudaron un buen billete, hicieron una saga y recaudaron más billetes. Acá solo compartiremos la primer entrega de este clásico bizarro y divertido. Que lindo es el cine de terror, que lindo fue el cine de terror, tan maravilloso y horripilante, en buenos y malos sentidos en tiempo simultáneos, Alligator es el fiel ejemplo de ello. Alligator aquí, donde antes de existir tiburones digitalizados en tornados de mierda, había cocodrilos polentas en las cloacas, SantaSangre14.

TRAILER

DATOS TÉCNICOS
Formato: Mp4
Tamaño: 285 Mb
Audio: Ingles con sub. en español (PEGADOS)

--- Link de Descarga ---


--- Contraseña ---
andalaosa

Por ahora...
@andalaosa11

2 comentarios:

  1. LOS LAGARCHOS!!!

    esta peli te la daban en el video clu, cuando no tenias vuelto (si lo abre hecho) jajajajaja

    la bajo porque sos vos y porque a veces es lindo estar con amigos, comer y chupar algo y compartir estas chotadas retro para que te puteen

    no te olvides de las pirañas en las referencias, ya que estas tan bichera ultimamente

    ResponderEliminar
  2. A las pirañas las nombre!!! Piranha alta película del eco-terror, lástima que fue opacada brutalmente con el éxito de Shark. La voy a subir, pero más adelante.

    Esta película es eso, una chotada retro para que te puteen, pero cae simpática, los que disfrutamos el terror en todas sus bazofias le encontramos su lado "tierno" jajaja.

    De última mirala y eliminala jajaja, te sacas las ganas. Además es una patada ninja a las mierdas de CGI de la productora Asylum (Sharknado, Zombie Shark y todas esas mierdas)

    ResponderEliminar